27 de julio de 2010

Bomberos que valen para todo

Leo en el periódico una noticia cuyo titular es "Dos muertos al saltarse un semáforo con el coche y ser arrollados por un tranvía". Por supuesto, noticias como esta siempre producen mucha tristeza; y más cuando es el caso de los fallecidos, que al parecen eran dos jóvenes de tan sólo 20 y 21 años (aunque, todo hay que decirlo, si el semáforo estaba en rojo sería por algo).

Pero independientemente de lo triste que pueda ser que sucedan cosas como esta, al leer la noticia completa no he podido evitar fijarme en un pequeño detalle que me ha llamado bastante la atención. En el último párrafo, el redactor escribía lo siguiente:

Los cadáveres de los dos hombres que viajaban en el vehículo, cuya identidad se desconoce por el momento, está siendo excarcelados por los bomberos.

En una primera lectura me he quedado pensativa, por si resultaba que el verbo excarcelar tiene algún otro significado que no conocía. Pero no, he consultado en el diccionario online de la RAE y decía lo siguiente:

excarcelar
  1. Poner en libertad a un preso por mandamiento judicial

Vamos, que quien haya escrito la noticia se ha inventado una nueva acepción de esta palabra. Yo que ya empezaba a pensar que vaya unos bomberos más apañados, que hasta se dedicaban a sacar gente de la cárcel...

Por cierto, he preferido poner una ilustración más bien poco seria, porque en la noticia hay hasta un vídeo del accidente, pero estas cosas no suelen ser demasiado agradables.

26 de julio de 2010

Toma lapsus

Ayer por la noche tuvo lugar el gran premio del campeonato del mundo de motociclismo en el circuito de Laguna Seca, en Estados Unidos. Fue una pena que Pedrosa, mientras iba encabezando la carrera, sufriera una caída; al final, como era de esperar, fue Lorenzo el que ganó. Habrá que resignarse a que ya es casi seguro que sea él quien se lleve el título este año...

Eso sí, menuda sorpresa se llevó Jorge cuando, subidos los tres (Lorenzo, Stoner y Rossi) en el podio, empezó a sonar el himno. Y no fue el himno español, no, sino el italiano. La cara de mala leche de Lorenzo era un poema; y Rossi, en el tercer escalón del podio, no pudo evitar que le diera un ataque de risa.

La verdad es que no entiendo muy bien que Lorenzo se mosqueara por este lapsus de los organizadores; total, él fue el primero que hace unas semanas dijo que si ganaba el gran premio en el circuito de Montmeló no iba a ponerse la camiseta de la selección española porque allí "es complicado". Ahora que se fastidie; a mí desde luego me dio la risa igual que a Rossi. Le está bien empleado a Jorge, por bocazas. Además, no es la primera vez que pasa esto porque ya hace unos años, en la copa Davis de tenis en Australia en el año 2003, tocaron nada menos que el himno de Riego... Eso sí que es un lapsus de los gordos.

21 de julio de 2010

¡¡¡Por fin!!!

Después de casi un año esperando (según los carteles, se suponía que el edificio iba a terminar de construirse a finales de diciembre de 2009), se ha inaugurado hoy la biblioteca municipal Luis Rosales en el madrileño barrio de Carabanchel. Allí ha estado la "sita" Aguirre en primera fila, rodeada de curiosos y vecinos que querían estar presentes en el momento de la apertura de esta nueva biblioteca municipal.

La biblioteca Luis Rosales, bautizada con este nombre en honor al poeta, es, de las municipales, la segunda más grande de toda la comunidad de Madrid, y ha sido dotada con los medios más avanzados. Esta misma tarde hemos estado dando una vuelta por allí y nos ha encantado; no sólo el edificio, que visto desde fuera es enorme, sino también la amplitud que tiene por dentro, lo nuevo (lógicamente) que está todo, la cantidad y variedad de volúmenes que hay, las zonas de lectura y de descanso, la infinidad de OPAC... Y por supuesto las vistas; la biblioteca está en un sitio algo elevado, y además no hay edificios construidos a su alrededor, por lo que desde las enormes cristaleras de la última planta (como se puede observar en la fotografía) se ve toda la silueta de Madrid. Impresionante. Creo que en esa planta vamos a pasar bastante tiempo...

No sé si esta biblioteca tendrá mucho éxito entre los carabancheleros o no, pero después de nuestra visita de esta tarde, tengo bastante claro que al menos entre mi hermana, mi sobrino y yo vamos a disparar las estadísticas de préstamos a no mucho tardar.

14 de julio de 2010

Toda una sorpresa

Qué cosas... Toda la vida pensando que una tintorería era un sitio al que se pueden llevar diversas prendas para que las limpien y las dejen como nuevas, y ahora resulta que este término significa algo más. Para salir de dudas lo hemos buscado en el diccionario de la RAE, que indica lo siguiente:


tintorería.
  1. f. Oficio de tintorero.
  2. f. Establecimiento donde se limpian o tiñen telas, ropas y otras cosas.

Y sin embargo el otro día, al pasar por la madrileña calle Silva (concretamente por el tramo que va desde la Gran Vía hacia la plaza de Tudescos, que por cierto está de obras y es toda una aventura atravesarlo), descubrimos un local que nos dejó sorprendidísimas cuando al leer el cartel de la puerta vimos que las tintorerías tienen otra faceta que hasta ahora ignorábamos...

Tintorería

Como bien dice el refrán, nunca te acostarás sin saber una cosa más. A pesar de que la RAE no creo que esté demasiado de acuerdo con esto...

10 de julio de 2010

¡Este chico es una máquina!

Todos los aficionados al motociclismo nos quedamos de piedra cuando el pasado 5 de junio, durante uno de los entrenamientos libres que estaban teniendo lugar con motivo del gran premio en el circuito de Mugello, Valentino Rossi tuvo una grave caída en la que más tarde supimos que se había fracturado la tibia y el peroné de su pierna derecha...

Según íbamos conociendo más detalles del suceso y entre otras cosas nos enteramos de que por lo menos iba a estar unos cuatro meses sin correr, empezamos a pensar que lo iba a tener difícil, por no decir imposible, para ganar el mundial este año. La mayoría de los aficionados, para mi disgusto, empezó a dar por hecho que el título de 2010 sería sin duda para Jorge Lorenzo, que es uno de los pilotos que más ha luchado codo con codo con Rossi. Lo siento, ya sé que Lorenzo es español pero por mí preferiría que ganara Pedrosa; Lorenzo será muy buen piloto, pero a mí me parece un niñato bastante chulito y prepotente, y esas cosas me tocan mucho las narices.

Sin embargo, hace un par de días empezaron a aparecer en los periódicos varias noticias que afirmaban que la vuelta de Rossi sería antes de lo previsto. Por cierto, la que enlazo aquí está bastante mal redactada y peor documentada, ya que entre otras cosas compara a Rossi con el ¿¿¿norteamericano??? Doohan, nacido en Brisbane, que como todos sabemos está en Australia. También afirma que Rossi llevará los mandos de la moto en las manos, en lugar de en los pies como los llevaba Doohan, cuando todos los aficionados al motociclismo sabemos que precisamente fue una pierna lo que Doohan se fastidió, por lo cual los mandos los llevaba en las manos igual que ha hecho ahora Rossi... En fin, sin comentarios.

El caso es que ya sabemos que Rossi ha vuelto a subirse a una moto, concretamente en el circuito de Misano. Como dice la noticia, han tenido que hacerle algunas adaptaciones a la moto, como cambiarle el freno trasero de lugar para que en vez de utilizar la pierna derecha pueda frenar con la maneta derecha. Si todo marcha bien, está previsto que la reaparición de Valentino sea el 18 de julio en el gran premio de Alemania, tan sólo un mes y unos pocos días después de su accidente. Está claro que lo va a tener difícil para ganar el mundial, pero si algún piloto se lo merece, en mi opinión (totalmente subjetiva, por supuesto) desde luego es él.

6 de julio de 2010

Parece que fue ayer...

Hay que ver cómo pasa el tiempo. Me daba la sensación de que no había prácticamente nada de tiempo desde que se estrenó la saga "Regreso al futuro", y resulta que me entero de que han pasado nada menos que 25 años desde la primera entrega...

Dedicado a todos los frikis del mundo: hoy es el día en el que Marty McFly llegó al futuro en su flamante Delorean.

5 de julio de 2010

Cuadernos lusos (I): en marcha

Lunes 18 de agosto de 2008. Salimos temprano hacia Lisboa, aunque aprovechando que Juan no lo conoce, hacemos una parada técnica en Trujillo para desayunar. Vamos a estar por allí poco rato, así que soltamos el coche y vamos andando hacia el centro.

plaza mayor de Trujillo
Nuestra primera parada es, por supuesto, la plaza mayor, con su imponente estatua ecuestre de Pizarro y la iglesia de San Martín. Bajo los soportales de la plaza nos sentamos en una terracita, que a esas horas tan tempranas está medio vacía, y desayunamos para coger fuerzas.

Después del desayuno nos dirigimos hacia la parte alta de la ciudad. Dejando a nuestra espalda la plaza mayor, tomamos la calle que queda justo entre Pizarro y San Martín, hasta llegar al arco de Santiago. Una vez allí seguimos callejeando y aunque no visitamos nada porque prácticamente todo está aún cerrado, pasamos por la casa-museo de Pizarro, la iglesia de Santa María la Mayor y la iglesia de San Francisco.

Vistas desde el castillo
Una vez en la cima, nos encontramos con el castillo árabe, desde el que hay unas vistas bastante bonitas de la ciudad. Después volvimos a bajar de nuevo, y seguimos nuestro camino hacia Lisboa. Esta vez no hemos estado demasiado tiempo en Trujillo, pero seguramente planeemos alguna visita con más tranquilidad para poder verlo todo bien.

Continuamos nuestro viaje y, ya que se acerca la hora de comer y nos habían dicho que antes de llegar a Lisboa merecía la pena hacer una parada en Estremoz, un pueblo muy bonito y amurallado, decidimos buscar un sitio por allí para almorzar. Al final nos metimos en el primer restaurante que vimos, porque después de dar algunas vueltas por allí (casi me escoño, por cierto, bajando por una cuesta cerca de la muralla), me temo que no estamos en absoluto de acuerdo con la persona que nos aconsejó parar en Estremoz. Con decir que ni siquiera llegamos a sacar la cámara para hacer ninguna foto...

Después de comer seguimos hacia Lisboa. Nuestro aterrizaje allí resulta un poco estresante, ya que nos pillan un montón de obras por la carretera y el camino se nos hace interminable. Además, aún no tenemos GPS y no hay forma de encontrar el hotel. En el plano que llevamos somos capaces de localizar la calle, pero llegamos a la conclusión de que debe de hacer algún recoveco raro, porque por más vueltas que damos no conseguimos llegar. Y a todo esto, nos cae algún que otro pitido de conductores impacientes... Al final, ya hartos de dar vueltas y más vueltas, paramos en una marquesina para preguntarles a unas abuelitas muy amables que estaban esperando al autobús, y por fin conseguimos llegar a nuestro destino.

Eso sí, al entrar en el hotel Villa Rica y ver nuestra pedazo de habitación, se nos quitan las penas. Como ya son cerca de las 8 de la tarde y estamos medio muertos, nos acomodamos un poco, investigamos por los alrededores para localizar un sitio donde cenar, y nos vamos a dormir pronto para empezar nuestra excursión por Lisboa al día siguiente bien temprano.


Fotografías: Juan Martínez Jarque

Lo más leído

¡¡Gracias por venir!!