31 de mayo de 2010

Medidas anticrisis

Una compañera nos ha hecho llegar hoy una oferta de empleo de lo más curiosa, aunque no sé en qué lugar exacto la habrá visto. En ella solicitan únicamente dos personas, cada una para cubrir uno de los dos siguientes puestos:

¿Quién sabe? A lo mejor esta sería una buena manera de terminar con la crisis, porque visto lo visto, parece que la cosa va a ir para largo... Y mientras tanto, aquí no se moviliza nadie a no ser que sea para algo relacionado con el fútbol. Así nos va, claro. Como dice más de uno, tenemos lo que nos merecemos...

30 de mayo de 2010

¿Para qué complicarse la vida?

Seguro que eso mismo es lo que habrán pensado los propietarios del restaurante Emperador, situado en el madrileño barrio de Carabanchel. En la puerta del establecimiento se puede observar el siguiente cartel:

naguesEntre otras de las muchas raciones, tapas y demás cosas que nos ofrece el restaurante, tenemos los famosos "nagues pollo". Además estos vienen con patatas y con nada menos que siete salsas.

Está claro: si Carabanchel no es una zona precisamente turística como para que los hosteleros necesiten en el día a día hablar por lo menos inglés; y si la gente que suele ir al Emperador habla español (bueno, algún que otro idioma más se oye por el barrio, pero inglés precisamente no), ¿para qué se iban a molestar en escribir nuggets, si total todo el mundo dice "nagues"? Eso es ser práctico, sí señor.

26 de mayo de 2010

¡Pedazo de habitación!

Esta mañana, mientras estaba esperando en la parada del autobús para ir a trabajar, he visto en la marquesina un cartel. Normalmente suele haber muchos en todas las paradas, pero este me ha llamado la atención porque al principio pensaba que iría aún medio dormida (no eran ni las 6 de la mañana) y lo habría leído mal. Decía lo siguiente:

cartel
"Se alquila habitación con piscina"

¡Toma ya! Después de volver a leerlo y de asegurarme de que lo que estaba escrito era efectivamente eso, lo primero que me ha pasado por la cabeza ha sido que menudo tamaño debe de tener esa habitación para tener piscina. Y lo segundo, lógicamente, sacar el móvil para hacerle una foto al cartel.

Por supuesto, me imagino que lo que habrán querido decir en el anuncio es que se alquila una habitación, que está situada en un edificio en el que hay piscina comunitaria, y que su uso y disfrute está incluido en el precio del alquiler. Pero no me digáis que el primer pensamiento no es el de que te alquilan por lo menos una suite presidencial...

25 de mayo de 2010

¡Me han dejado con la intriga!

Lo siento, pero aquí tengo otro gazapo para hoy. Estos de los periódicos están que lo tiran últimamente; y de nuevo en un titular, concretamente en una noticia de El Mundo:


Según tengo entendido, y según dicen tanto el diccionario de la RAE como el de María Moliner (no cito textualmente), imputar es atribuirle a alguien la responsabilidad de un delito o un hecho reprobable.

Entonces me pregunto: ¿qué significa exactamente esta frase? ¿Imputan a un nieto de Franco? ¿Qué le imputan? Se supone que un delito de tráfico de drogas, puesto que hablan del hallazgo de un alijo de cocaína; pero ¿cómo se les ocurre dejar ese titular así? Podrían haber puesto "detienen a un nieto de Franco por presunto tráfico de drogas", o "acusan a un nieto de Franco de tráfico de drogas", o cualquier otra cosa que no nos dejara a medias.

Quizá es un poco exagerado decir esto, pero a mí desde luego me han quedado ganas de saber qué diablos es lo que le han imputado a este señor. Mira que si esta noche no duermo por culpa del redactor que ha escrito esto...

24 de mayo de 2010

Esos ataques de dislexia...

Hay quien me dice que soy muy mala, todo el día buscando gazapos por todas partes; pero es que no lo puedo evitar, se me van los ojos a ellos como si tuvieran un imán que me atrajera... Como casi siempre, la víctima ha sido un periódico, esta vez El Mundo y una noticia en la que se habla de la próxima huelga de pilotos.

Supongo que quien lo haya escrito estaba nervioso, no estaba pendiente de lo que escribía, lo ha escrito muy deprisa o en ese momento le han distraído con algo y se le ha pasado, pero se le han bailado un par de palabras, como podéis ver:

Eso sí, esta vez también han hecho caso a los lectores y aproximadamente a las 2 de la tarde, el titular ya estaba cambiado y cada palabra de vuelta a su sitio correcto. ¿Qué tendrán los titulares, que a pesar de (como digo siempre) lo mucho que llaman la atención parece que tienen vida propia y atraen a los gazapos tan fácilmente?

20 de mayo de 2010

A la porra mi deseo...

A través de Menéame, encontré hace más o menos un par de días un artículo muy curioso, publicado en el blog Bit Navegantes, que hablaba sobre un informe de la UNESCO en el que se afirma que aproximadamente la mitad de las lenguas modernas podrían llegar a desaparecer hacia el año 2100 aproximadamente. Además, según se señala en este mismo informe, hay muchas lenguas que ya están en "peligro de extinción".

Según el profesor K. David Harrison, del Instituto de Lenguas Vivas del Swarthmore College, de Filadelfia, en el mundo se pierde nada menos que una lengua cada dos semanas...

Siempre he tenido la ilusión de encontrarme algún día una lámpara con un genio, porque tengo claro que si me concediera un solo deseo, lo que le pediría sería dominar a la perfección todas las lenguas del mundo (modernas, antiguas, muertas, dialectos, variantes, etc.). Pero es una lástima, porque a este paso, me parece que el día que me encuentre con mi genio no me va a servir de nada, por mucho que frote la lámpara...

15 de mayo de 2010

Este cargo no lo conocía

Leo esta mañana, en ABC, una noticia de ayer a última hora que habla sobre la canciller alemana, Angela Merkel. Como siempre, esto de leer los periódicos es una mina para encontrar todo tipo de curiosidades (aunque yo en las que me centro es en las que tienen que ver con gazapos). A primera hora, cuando la he leído, el titular decía lo siguiente:

Primer titular

Y yo me he quedado pensando en que a lo mejor, con tanta crisis y tanta reforma, igual es que se habían inventado un cargo nuevo. Pero por supuesto no, es que se les había ido la tecla y habían bautizado a esta mujer. Ya me veía a los de las editoriales, que en su día publicaron las historias de Blancanieves y la Cenicienta, cambiando el texto para sustituir a la madrastra aquella tan mala malísima y encasquetarle este otro cargo...

Cuando veo estos errores, normalmente suelo dejar un comentario en la noticia en cuestión, o enviar un correo con un pantallazo a la dirección de contacto del periódico, para hacerles ver que se les ha escapado algo. Creo recordar que, hasta ahora, nunca jamás se han dignado a contestar; otras veces, sin embargo, han publicado el comentario que he dejado en la noticia y además han hecho la corrección oportuna; y en otras ocasiones incluso han hecho la corrección pero el comentario no ha llegado ni a aparecer en la noticia. Cosas de la libertad de expresión, supongo...

Menos mal; esta vez sí han hecho caso y, desde hace un rato, el titular ya aparece corregido:

Segundo titular
No sé quiénes serán exactamente los que redactan las noticias los fines de semana, pero es cuando se encuentra más abundancia de gazapos. Igual es que tienen redactores automáticos, vaya usted a saber... En cualquier caso y con lo que saltan a la vista, que pasen esas cosas con los titulares ya tiene narices...

12 de mayo de 2010

Por si acaso, tomo nota

Esta mañana he leído en un periódico una noticia que me ha sorprendido bastante. Bueno, en realidad no me ha sorprendido la noticia, sino el hecho de que no la hubieran publicado antes (si lo han hecho, yo no me había enterado).

Llevo toda la vida intentando ceñirme a mi horario de trabajo; está claro que si alguna vez te toca quedarte a echar más tiempo por algo puntual, lo haces y ya está. Aunque claro, tengo gente cercana a la que parece que le cuesta trabajo entender que no siempre es necesario hacer más horas para estar mejor considerado, y por supuesto que no es necesario estar en el curro perennemente para ser el primero en llegar y el último en marcharse, y lógicamente haciéndose notar para que todo el mundo se entere... En cualquier caso, creo que esta afirmación daría para un debate largo y tendido porque hay opiniones para todos los gustos. Pero yo sigo en mis trece: mi horario es mío y además hay vida después del trabajo, por lo menos en mi caso; que hay algunos a los que parece que no los aguantan en casa y por este motivo se deben de pasar tanto tiempo trabajando (o al menos en el trabajo).

Siempre he pensado que el famoso refrán que dice aquello de "el trabajo es salud" es una milonga que se han inventado algunos para que nos la creamos. Y a mí nunca me han llegado a convencer, a pesar de que el refranero popular me parece de lo más sabio; sin embargo en este caso creo que se ha columpiado. Total, que hoy al leer la noticia me he puesto de lo más contenta; claro que como no soy un medio de comunicación conocido, a mí nadie me hacía caso. Eso sí, yo no llegaba al extremo de afirmar que hacer horas de más podía incluso ocasionar problemas cardíacos, pero a ver si ahora que han publicado esto los periódicos resulta que es más cierto que cuando yo decía que el trabajo era sólo trabajo, ni salud ni nada. Vamos, que conmigo no cuenten para hacer el pringao, que ya lo he hecho alguna vez y no me apetece volver a las andadas...

10 de mayo de 2010

Cuadernos germánicos (XI): Frankfurt

Miércoles 26 de agosto de 2009. Este es nuestro último día completo en Alemania, ya que al día siguiente volvemos a España. Decidimos visitar Frankfurt este día porque Mapi llega esa misma tarde y vamos a ir a recogerla, así que nuestra última escala será precisamente en el aeropuerto de la ciudad. Esta vez el trayecto no es muy largo: sólo 43 kilómetros separan Maguncia y Frankfurt; comparado con los casi 300 a Nüremberg o los más de 200 a Kassel o Rothenburg, esto no es nada...

Commerce Bank
Como de costumbre, buscamos un aparcamiento cerca del centro para olvidarnos del coche durante todo el día. Esto de tener GPS es una maravilla, que él solito te busca aparcamientos y lo que haga falta. Dejamos el coche muy cerca del distrito financiero, donde están todos los rascacielos y edificios de empresas (esta zona es conocida como Mainhattan). Uno de los más destacados es el edificio del Commerce Bank, aunque no menos famoso es el del Banco Central Europeo, "escoltado" por un símbolo gigante de euro. También está por allí el edificio de Mercedes Benz, y un poco más lejos Messeturm, más conocida como "el lápiz" por su forma.

Pero sin duda, de todos estos rascacielos, el edificio estrella es la Main Tower, a la que se puede subir y desde la que se pueden contemplar unas vistas estupendas de toda la ciudad. Me recordó un poco (aunque no es tan alta y además tiene terraza al aire libre) a la CN Tower de Toronto. Como habíamos madrugado, cuando llegamos a la Main Tower todavía no estaba abierta (el horario es de 10 a 21), así que decidimos darnos un garbeo por los alrededores y volver un poco más tarde.

Alte Oper
El primer sitio que visitamos fue la Alte Oper (antigua ópera), que se inauguró en 1880, en un edificio renacentista que fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, el edificio se salvó del derribo total gracias a una votación popular, que (menos mal) evitó que se construyeran en su lugar unos bloques propios de la década de los 60. El exterior es bastante fiel al original, aunque el interior es moderno. Custodian la fachada las estatuas de Goethe y Mozart; para variar, nos encontramos unos andamios muy majos que quedaban genial en las fotos. Menos mal que estos eran discretos y no se notaban demasiado...

Desde allí nos fuimos andando (la caminata fue bastante larga, porque cruzamos media ciudad) al Palmengarten (jardín de palmeras), un enorme jardín botánico que se encuentra junto a la universidad, y al que mucha gente acude para pasear o relajarse. Tiene rosaledas y jardines, un parque infantil, un estanque con botes de remos y un tren en miniatura que recorre todo el recinto. Permanece abierto prácticamente todo el día (de hecho, no hay cartel de horario en sus puertas), y la entrada cuesta 5 euros. Ofrece, además, exposiciones temporales sobre temas relacionados con las plantas. Cerca de allí se suponía que estaba la IG-Farbenhaus, que antaño era utilizada como laboratorio en el que los nazis fabricaban el zyklon-B, que era el gas utilizado en los campos de concentración; en la actualidad, el IG-Farbenhaus forma parte de la universidad de Frankfurt. Nos quedamos con la curiosidad de ver este edificio, porque no sabíamos exactamente la pinta que tenía (la guía no lo aclaraba demasiado) y la verdad es que nos daba un poco de palo preguntar por la calle. No sé cómo podría tomarse la gente que preguntáramos por un antiguo edificio nazi...

Después del paseo, volvemos de nuevo hacia el centro y de camino paramos en la puerta de la biblioteca de la universidad, más que nada por descansar un poco (sobre todo yo) y enchufarnos un bocata y algo de beber. Es increíble el sol que nos ha hecho durante todo el viaje por Alemania... Vemos de pasada el edificio de la Börse (bolsa), abierta al público interesado en ver su funcionamiento, que se hace desde una tribuna. Es conveniente reservar con al menos una hora de antelación, ya que hay bastante afluencia de gente interesada en verlo. El horario de la Bolsa es de 10 a 18 de lunes a viernes, y la entrada es gratuita.

Römerberg
Desde aquí llegamos a una plaza en la que está Katharinenkirche (iglesia de Santa Catalina), la iglesia evangélica más grande de la ciudad, y otro de los edificios alemanes que fueron destruidos por los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Aquí nos ponemos a mirar el mapa para ver dónde pilla el casco antiguo, y un señor muy amable nos pregunta si nos puede ayudar. Le decimos lo que estamos buscando y en dos minutos nos hace un recorrido virtual por el casco histórico. Y, como en alguna otra ocasión, cuando nos pregunta de dónde somos y le decimos que de España, se despide diciendo "adiós amigo". Nos dirigimos hacia Römerberg, la antigua plaza Mayor de Frankfurt, cuyos edificios restaurados dan fe de su primitiva belleza. En uno de sus lados está el antiguo ayuntamiento o Römer, formado por tres casas en cuyo interior se celebraban las elecciones y coronaciones de los emperadores del Sacro Imperio Romano. Hoy día, estas casas albergan el registro civil y el despacho del alcalde. Podemos visitar el Kaisersaal (salón imperial), cuyo horario es de 10 a 13 y de 14 a 17, y cuya entrada vale 2 euros. En el centro de la plaza se encuentra la Gerechtigkeitsbrunnen (fuente de la justicia), de la cual se dice que manó vino en el año 1612, durante la coronación de Matías. Junto a esta plaza encontramos una librería en la que le compramos a Mapi, como agradecimiento por habernos prestado su casa, un libro y una película ("La catedral del mar" y "La vida es bella", eso sí, en alemán).

En la parte trasera de la plaza está la Dom (catedral), dominada por su elegante torre gótica, que data del siglo XV y tiene casi 100 metros de altura. Curiosamente, la catedral fue uno de los pocos edificios que resistió los bombardeos aliados de 1944. El acceso a ella es gratuito y el horario de apertura es de 9 a 12 de lunes a jueves, y de 14'30 a 18 viernes, sábados y domingos. En el exterior podemos visitar las excavaciones romanas y carolingias, aunque tendremos que andar atentos porque son tan pequeñas (yo me esperaba otra cosa) que igual pasas justo al lado y ni te enteras. Si además de la catedral queremos visitar el Dommuseum (museo catedralicio), deberemos abonar 2 euros; el horario del museo es de 10 a 17 de martes a viernes, y de 11 a 17 sábados y domingos.

Vistas desde la Main Tower
Ahora que hemos visto el casco histórico, volvemos de nuevo al distrito financiero para visitar la Main Tower. Para subir a ella hay que pasar primero por taquilla y pagar 4,50 euros por persona. Y a continuación nos harán pasar a nosotros por un arco detector y a nuestras cosas por un escáner. Cuando llegamos allí, los dos nos dimos cuenta de que cada uno llevaba su navaja suiza dentro de la mochila, y con la cara de malas pulgas que tenía la segurata vimos claro que no nos iba a dejar pasar ni de coña: revisó de cabo a rabo absolutamente todos los bolsillos de las mochilas. Pero, para nuestra sorpresa, después de tanto rollo no nos dijo nada y nos dejó pasar. Al final mereció la pena tanto tocamiento de narices por parte de la segurata, porque desde luego es una pasada ver todo Frankfurt desde esas alturas.

Orilla de los Museos
Se acerca la hora de comer, así que nos metemos por el centro y entramos en el primer sitio que vemos. Encontramos un restaurante con terracita al aire libre y con bastante buena pinta, de estos que son tipo buffet y te puedes servir lo que tú quieras. Justo en la mesa de al lado hay dos rusos que, por lo que están hablando, uno de ellos es recién llegado a la ciudad y el otro debe de llevar más tiempo y le está dando algunos consejillos. Nos reímos bastante porque, aunque imagino que ninguno de los dos lo sospecha, cazo al vuelo absolutamente todos los tacos que dicen, que por cierto son unos cuantos. Qué mal hablados...

Después de comer vamos a recoger el coche para cruzar el río y ver, aunque sólo sea de pasada, la zona conocida como Museumsufer (orilla de los museos), debido a la cantidad de museos que alberga. Entre ellos podemos encontrar la Goethe Haus (casa de Goethe), el Städelsches Kunstinstitut (instituto de arte Städel), el Museum für Kommunikation (museo de la comunicación), el Deutsches Architekturmuseum (museo alemán de arquitectura), el Deutsches Filmmuseum (museo alemán del cine), el Ikonen-Museum (museo de iconos), el Museum für Angewandte Kunst / Museum für Kunsthandwerk (museo de artes aplicadas / museo de artesanía), el Museum der Weltkulturen (museo de las culturas del mundo), el Liebieghaus Museum Alter Plastik (museo de escultura antigua), el Haus Giersch Museum Regionaler Kunst (museo de arte regional Haus Giersch), el Museum für Moderne Kunst (museo de arte moderno), el Historisches Museum (museo histórico), el Jüdisches Museum (museo judío), o el museo interactivo Explora. Como vemos, hay museos para todos los gustos; sólo Berlín supera a Frankfurt en número de ellos.

Nuestra visita a Frankfurt toca a su fin; a las 5 hay que estar en el aeropuerto para recoger a Mapi.

7 de mayo de 2010

Para los que ya empiezan a cansarse de Facebook...

He encontrado hoy este pequeño pero utilísimo artículo en elmundo.es de hoy, y lo copio y pego directamente aquí, porque creo que más de uno anda volviéndose loco sobre cómo darse de baja o eliminar por completo toda la información que se ha ido aportando a cada perfil de facebook, que, por lo que veo aquí, no es tan fácil...

He aquí las dos opciones:

Cómo borrarse de Facebook

Tras los últimos problemas de seguridad en la Red social y dados los polémicos cambios en la política de privacidad de la compañía, hay mucha gente que se pregunta cómo borrarse de Facebook. Y la realidad es que eliminar por completo los datos del sitio es más complicado de lo que parece, dado que hay que solicitarlo de forma expresa a la compañía y esperar 15 días, pero es más fácil probar a darse de baja de forma inmediata antes de decidir si se quiere desaparecer completamente.

Para ambos casos, aquí va una guía completa para borrarse de este sitio web cada vez más polémico.


Caso a) Darse de baja de forma temporal

Paso 1 - Configuración de la cuenta
Desde el menú 'Cuenta' se selecciona 'Configuración de la cuenta' en el desplegable para acceder a las posibles opciones del usuario de Facebook -un acceso que, por cierto, tarda bastante en cargar...-.

Paso 2 - Desactivar la cuenta
Al final del menú de configuración hay que seleccionar la opción 'Desactivar la cuenta'.

Paso 3 - Te echarán de menos
Una vez en la pantalla desde la que se puede solicitar la baja, Facebook recurre a la lágrima fácil: 'Fulano te echará de menos' con la foto del 'amigo' correspondiente. Si este truco barato no te asusta, sigue adelante. Si por el contrario gimoteas, no te des de baja.

En el primer caso, debes seleccionar el motivo por el que te das de baja y, en función de lo que escojas, Facebook te dará diversas 'recetas' para intentar evitar la salida de su red. Si aún así no cejas en el empeño, aún debes escoger si quiere recibir mensajes de correo electrónico de Facebook o no... porque tus 'amigos' podrán etiquetarte en fotos o pedirte que te unas a grupos aún cuando te hayas dado de baja.
En fin, que una vez seleccionado todo, dale a 'Desactivar mi cuenta'.

Paso 4 - Los últimos palitos en las ruedas
No, todavía no se ha acabado el proceso. Facebook volverá a pedir que introduzcas tu contraseña y, después, un código de seguridad -captcha-. Nadie dijo que fuese cómodo.

Paso 5 - Recuerda que siempre puedes volver
Es aquí donde está la gracia del asunto. Facebook no borra tu información de su base de datos. Hace que desaparezcan tus mensajes, fotos o vídeos, pero no los borra.
En cualquier momento puedes volver a la red con sólo iniciar sesión con tu correo electrónico y contraseña habituales.
Es decir, prácticamente es como si hubieras cerrado sesión aunque de forma mucho más enrevesada. Por supuesto, no cuentes con que Facebook avise a tus 'amigos' de que te has dado de baja: un grave fallo desde mi punto de vista.

Caso b) Eliminación completa

Paso 1 - Entra en Facebook
En primer lugar, entra en Facebook con tu correo electrónico y contraseña habituales.

Paso 2 - Solicita tu desaparición de Facebook
No hay, o al menos no lo he encontrado, un espacio en la navegación de Facebook para solicitar la eliminación completa de una cuenta. Debería estar junto a 'Desactivar cuenta' [Paso 2 del caso a)], pero no es así.

La única forma de hacerlo es hacer click en este enlace y darle a 'Aceptar.

Paso 3 - ¿Estás seguro de que estás seguro?
Una vez hecho, cómo no, Facebook solicita tu contraseña y que rellenes un código de seguridad. Esta vez de verdad, estamos en el último paso.

Paso 4 - Espera 15 días
En 15 días, si no vuelves a entrar en el sitio con tu correo electrónico y contraseña, tu cuenta debería ser eliminada por completo. A final de mes confirmaré si es cierto.
Y si quiere darse de baja de algún sitio más y no sabe cómo, pregunte.

Actualizacion (I): Mucha gente recomienda en los comentarios modificar los datos personales que dimos a la red antes de solicitar el borrado e incluso establecer contacto con gente que no se conozca. Por si acaso.

Actualización (II): Juan Diego, amable lector, me pasa el enlace de Suicide Machine, un sitio que 'limpia' perfiles de diversas redes sociales: Facebook, Twitter, MySpace y LinkedIn. Por si todo lo demás falla. Advierto que este método no lo he probado.

Actualización (III): Tomo nota de vuestras peticiones. En los próximos días os contaré cómo borrarse de Tuenti y cómo borrarse de Hotmail.

¿Algún sitio que añadir a la lista?

2 de mayo de 2010

¿Estará homologado esto?

Un conocido nuestro, Javier Cerceño, nos ha hecho llegar un enlace bastante curioso (curioso suponiendo que te llamen la atención todas estas cosillas relacionadas con la saga "StarWars", claro).

Se trata de un tal Shawn, un fan estadounidense de las películas de George Lucas, que ni corto ni perezoso ha optado por personalizar su Honda CR X de tal manera que lo ha convertido en una réplica bastante decente de un caza estelar. Como podéis ver, incluso lleva de copiloto a R2-D2.

No tengo ni idea de cómo funcionarán estas cosas en Estados Unidos, pero en España fijo que tendría problemas el día que le tocara ir a pasar la ITV...

Lo más leído

¡¡Gracias por venir!!