9 de diciembre de 2014

Nichichanilimoná

Hay una cosa que no entiendo... ¿Por qué se le hace publicidad gratis y a todas horas a estas dos empresas?

No hace mucho leí en el periódico que en Francia se prohibía la difusión tanto de Facebook como de Twiter en el ámbito de las noticias, lo que yo traduzco como no introducir a todas horas pseudoencuestas a través de redes sociales, tal como aquí se hace. Tanto en las noticias, sobre todo en Antena 3, como en programas de ocio, constantemente se publicitan estas redes sociales, bajo la pobre excusa de dar así paso a la opinión de los telespectadores de forma inmediata.

El uso de las redes sociales tiene su utilidad, nadie lo duda, pero el estar conectado y colgado todo el día me parece un serio problema. Particularmente, me hace mucha gracia que los famosos "tuiteen" o "feisbukeen", colgando sus "estados de ánimo", sus "opiniones", sus "fotos", etc. El caso que me parece más curioso es el de Alejandro Sanz, que hubo una temporada en que parecía que estaba las 24 horas del día pegado a Twitter exponiendo cada cinco minutos su opinión sobre cualquier cosa. Y, obedientemente, tales opiniones eran recogidas en los demás medios, ergo, Alejandro Sanz dixit, el oráculo ha hablado. De un tiempo a esta parte he dejado de oír "sentencias" de Alejandro Sanz; ignoro el motivo, al igual que también ignoro por qué le dio aquel furor tuitero. Ambas cosas me son indiferentes, pero no dejan de ser curiosas. Yo creo que Alejandro Sanz no se pasa las horas muertas del día pegado al portátil emitiendo sentencias a través de las redes sociales, al igual que no me creo que David Beckham cuelgue, él en persona, las fotos de su recién nacida hija. Existe lo que se llama "gabinetes de prensa", y dentro de ellos, personal que se ocupará de estas ingratas tareas de abastecer al mundo de noticias a los fans y seguidores de estos ídolos mundiales y otros semejantes.

Resumiendo: como instrumento de publicidad parece que funciona, como medio de relacionarse también, nadie lo duda, pero podemos vivir estupendamente sin estar pendientes de estos dos inventos en los que otros ganan mucho, mucho, muchísimo dinero con la inocente gente que se piensa que por tener un perfil en tal o cual red social ya es alguien conocido a nivel mundial. Aquello que decía Andy Warhol, que todo el mundo tiene derecho a sus 15 minutos de gloria social, ha quedado eclipsado por este fenómeno, al que muchos se enganchan como una droga, ya sea mejorando y ampliando su perfil, cotilleando por el de otros o metidos en alguno de los miles de jueguecitos que aparecen en las dos redes.

El creador de una cosa tan chorra como Farmtown, uno de los jueguecitos que aparecen en Facebook, es nada más y nada menos que mil millonario en dólares, gracias a la cantidad de panolis que compran "cositas" para "embellecer" sus "granjas", cuando no existen las granjas ni esas cositas: todo es virtual, muy simpático, sí, pero es comprar nada. El hombre que ha creado ese y otros jueguecitos similares sí ha sabido sacar provecho de las redes sociales, unos mil millones de dólares (y subiendo) ha confesado que ha ganado. El resto subimos fotos.

Existen las redes sociales, lo sé, pero en lo que a mí y a mi forma de vida respecta, son absolutamente prescindibles. Vale que son gratis y te ahorras el móvil para quedar mañana a las 5, o pásame la receta de la abuela que mañana tengo cena en casa y todas esas cosas, vale. También los políticos se pensaban que las podían utilizar como medio de comunicación con sus posibles electores, pero han soltado la mayoría tales meteduras de pata, que yo de ellos me lo replantearía. Esto no es como una entrevista en un periódico, te critican pero no te enteras o te enteras poco; aquí te ponen a caer de un burro en el segundo cero a que dejas mensaje.

Ni uno ni otro ni todo lo contrario, ahí están, y para el que tenga mucho tiempo libre son una opción. Pero si hace buen día y luce el sol, mejor tomar el aire... ¿Queda alguien, en algún lugar del mundo, que aún escriba cartas a la antigua usanza, a mano, con bonita letra y dentro de un sobre con sello...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Dinos lo que piensas.

Lo más leído

¡¡Gracias por venir!!