30 de octubre de 2011

El camarero sumiso

De todos es sabido que, en algunas zonas de España y también en algunos países de Hispanoamérica, se dan muy a menudo en el habla dos fenómenos lingüísticos bastante conocidos: el ceceo y el seseo.

Curiosamente, ambos fenómenos no siempre se limitan al habla, sino que a la hora de escribir, hay algunas personas que no tienen del todo claro cuál es la grafía correcta de ciertas palabras que llevan C o S. Así, nos encontramos con que ocurren cosas como esta:



Cuando a mi hermana le entregaron la cuenta en el bar de Sevilla donde estuvo hace unos días, lo primero que se le ocurrió fue que la había atendido un camarero de lo más manso...

9 comentarios:

  1. LAKY, matiba: A mí me hizo muchísima gracia cuando me lo enseñó mi hermana, jeje.

    ResponderEliminar
  2. ostris! que cosa más rara, no esperaba que lo escribiesen también.... :D

    ResponderEliminar
  3. Esther.MTMU: Pues ya ves, sorpresas te da la vida, jaja.

    ResponderEliminar
  4. Es que no se os escapa una a las hermanas Redondo :P

    ResponderEliminar
  5. ITACA: Sí, es que tenemos un radar. ;-)

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Espe!!! Estoy alucinando con la acogida que ha tenido!

    ResponderEliminar
  7. Superkitina: Ya me enseñó ayer Nacho que a mitad de mañana habíais tenido 2.000 y pico visitas. Tela... :-O

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido? Dinos lo que piensas.

Lo más leído

¡¡Gracias por venir!!