15 de enero de 2010

¡Piénsatelo muy bien!


Cada vez lo tengo más claro: de todos los gestores de contenidos que he tenido ocasión de utilizar hasta ahora (a saber: Vignette, ContentServer, SharePoint, Documentum, Content Management Server, y últimamente también Drupal), no hay ninguno de ellos que sea apto para indecisos o cobardes.

Si tienes que crear cualquier contenido, más te vale tener claro desde el principio qué tipo de contenido es (no sea que por cualquier motivo luego haya que cambiar de tipo documental), qué contenidos lleva asociados y sobre todo en qué lugar quieres guardarlo para facilitar la tarea de recuperarlo después. A esto ayudaría bastante el hecho de saber con antelación ante qué contenidos estamos, la cantidad de ellos que hay y cómo se van a utilizar después; pero a las aves migratorias no siempre nos dejan llegar a tiempo a los proyectos, y eso después se nota...

Está claro que cada herramienta de gestión de contenidos tiene sus pros y sus contras, y que unas son más fáciles de utilizar que otras; unas tienen unas funcionalidades que otras no incluyen; unas son más intuitivas que otras a la hora de navegar a través de los contenidos y localizarlos... Pero el caso es que de momento no me he encontrado con ninguna que tenga todas las ventajas y ni uno solo de los inconvenientes. Va a ser cuestión de ponerse a pensar en ello...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Dinos lo que piensas.

Lo más leído

¡¡Gracias por venir!!