25 de diciembre de 2016

El maestro del suspense

Imagen: Espacio Fundación Telefónica.
Voy con un poco de retraso con esta entrada; me habría gustado escribirla mucho antes, desde el día que visité la exposición, pero no me ha sido posible...

Si vas a pasar por Madrid de aquí al 5 de febrero de 2017, te recomiendo que no te pierdas hacer una parada en el emblemático edificio de la Fundación Telefónica, en la Gran Vía, para ver la exposición Hitchcock, más allá del suspense, que se inauguró el pasado 5 de octubre; y desde luego si te gusta Hitchcock, entonces sí que no tienes excusa para no pasar por allí.

Como no podía ser de otra manera, toda la exposición gira en torno a la figura de este gran director, y es la primera que se organiza sobre él en nuestro país. En ella podremos hacer un completísimo recorrido por su vida, su obra, sus iconos que con el tiempo se han convertido en auténticos clásicos, las personas que colaboraron con él, sus guiones tan geniales, su visión de la época en la que vivió, y que se reflejaba en sus películas, y también su manera de representar a las mujeres.

El recorrido se ha dividido en cinco zonas: empezaremos por el bloque Introducción, en el que entre otras cosas veremos un cronograma que refleja tanto los momentos más importantes de su vida como los años en los que vieron la luz cada una de sus películas. Conoceremos detalles de lo más interesantes, como su relación con el cine, que fue de lo más prematura; y también sobre sus colaboradores, con los que mantenía una relación laboral muy estrecha. Después pasaremos al bloque denominado El toque Hitchcock, en el que se hace hincapié principalmente en los aspectos técnicos utilizados por el director, desde recursos como la superposición de imágenes o la ralentización de las mismas, hasta la siempre omnipresente música que acompaña a las escenas de sus películas. También se nos darán a conocer aspectos sobre su lucha contra la censura y sobre los recursos que utilizaba, algunos de los cuales fueron pioneros.

Loop utilizado para el rodaje de La ventana indiscreta.
En el bloque Mujeres y hombres se hace referencia a las relaciones entre ambos sexos (madre-hijo, relaciones amorosas complicadas...), así como a la visión que el director tenía sobre el deseo, que es uno de los motores centrales de sus películas; en Hitchcock y su tiempo: el arte y la arquitectura veremos la forma que el cineasta tenía de reflejar tanto su época como el contexto artístico y cultural en el que vivió: además de introducir en sus cintas espacios fácilmente reconocibles por la gente de su época, también utilizó la alta costura para darle más glamour a sus películas. Precisamente en este bloque de la exposición podremos ver una interesante muestra de algunos de los vestidos que las protagonistas utilizaron. Pero no todo es glamour, ya que el director era también un experto en reflejar elementos de lo más cotidiano, desde los coches hasta los paisajes, por poner dos ejemplos.

Superposiciones de Los pájaros.
Por último, en El revés de la trama: Hitchcock, las apariencias y los trucos, conoceremos las formas que el director tenía de engañar al espectador. Y también nos hablarán de la costumbre que tenía, y que es conocida supongo que por todo el mundo, de aparecer brevemente en todas sus películas, algo que empezó a hacer ya en 1927.

Si además visitáis la exposición con niños, os interesará saber que hay una serie de talleres gratuitos y actividades encaminadas a dar a conocer la figura de Hitchcock a los más pequeños. También hay visitas comentadas (son de acceso libre, no hace falta reservar aunque viendo el éxito de la exposición, supongo que será difícil acceder a ellas), y tenemos la opción de realizar el recorrido con un guía, para lo cual sí es necesario contactar con la Fundación. Además, durante los últimos días de diciembre y los primeros días de enero, se ha puesto en marcha el programa Abierto por vacaciones, en el que se organizan actividades dirigidas a niños de entre 6 y 12 años.

Sin duda, esta exposición es una actividad diferente para hacer en esta época navideña; y, sobre todo:
Alfred Hitchcok le recuerda que Psicosis debe verse desde el comienzo. Nadie, absolutamente nadie, podrá entrar en la sala una vez empezada la película. Y cuando haya visto Psicosis, no revele el final; no tenemos otro.

4 comentarios:

  1. Mire vos, de pequeño, y gracias a "Los pájaros"... no podía estar en uno de esos parques con palomas a mansalva POR SI ECHABAN A VOLAR ASÍN DE GOLPE, jajajajajaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oiga, no le hacía yo a usted tan miedica, jajajajajaja.

      Eliminar
    2. ¿Miedica yo? ¡Pero si soy capaz de pasar por en delante del Congreso sin inmutarme, oiga! Ahora bien, una bandada de palomas cabreás tié lo suyo, y no es ná bueno, jajajajajajajaja...

      Eliminar
    3. Huy, no se me enfade usted, que era broma. Aunque reconozco que lo del Congreso tiene su mérito, ¿eh?

      Eliminar

¿Qué te ha parecido? Dinos lo que piensas.

Lo más leído

¡¡Gracias por venir!!