23 de junio de 2010

Alienígenas entre nosotros

La verdad es que siempre he sido una persona "efervescente", es decir: me da respeto y un poco de miedo el mar (bueno, mucho miedo...), pero, a la misma vez, siempre me ha atraído de una manera inexplicable, como un acantilado de esos de vértigo que da terror y atrae, a la misma vez.

Aun así, no cabe duda de que, si nos paramos a pensar en ello, los seres que habitan en el mar son los más extraños que existen en todo el planeta Tierra. Yo siempre digo que parecen alienígenas, que no parecen terrícolas, porque no veo qué tienen de parecido los pepinos marinos, los calamares, los pulpos o las langostas con ningún otro ser de este planeta. Para muestra, un botón:

Existe un tipo de medusa, cuyo nombre científico es "Turritopsis nutricula", y que los amigos conocen como "Medusa inmortal".

¿Por qué ese seudónimo? Pues porque parece ser que esta medusa, una vez alcanza su madurez reproductiva, es capaz de volver a su fase de polipoide, que es la primera etapa de su vida (vamos, de recién nacida). Y este ciclo lo puede repetir una y otra vez, tantas veces como "quiera". En resumen, una medusa que se resetea una y otra vez, y que puede vivir eternamente.

Son alienígenas, os lo digo yo...

1 comentario:

¿Qué te ha parecido? Dinos lo que piensas.

Lo más leído

¡¡Gracias por venir!!